Saying Grace. El reconocimiento a Norman Rockwell

saying_grace-large

El cuadro de Norman Rockwell “Saying Grace” ha sido adquirido por 46 millones de dólares. (33,9 millones de  euros)  El precio más alto que jamás se ha pagado por una pintura americana.  

El cuadro fue vendido en Nueva York  por la casa de subastas Sothesby.  Hasta ayer, era Polo Crowd de George Bellows, con 27, 7 millones  el cuadro que ostentaba el título de pintura americana no contemporánea más cara.

polocrowdPolo Crowd

Además de la pintura, se vendieron otros seis cuadros más del autor, entre los que se encuentran  “The Gossip” que fue vendido por 8,5 millones de dólares  y “Walking to Churck”, que se adquirió por 3, 2 millones.

rockwell_gossip_largewalking-to-church

La colección, inicialmente, estaba valorada en 24 millones de dólares. Las siete obras pertenecían a la familia de Kenneth J. Stuart,  amigo de Rockwell y editor de arte en el Saturday Evening PostLos hijos de Stuart decidieron venderlos al no poder Jonathan Stuart, pagar el seguro y el mantenimiento de las pinturas.

El nombre del  comprador no fue revelado.  Se especula con  los habituales  coleccionistas de la obra de Rockwell , entre los que se encuentran  famosos cineastas como George Lucas y Steven Spielberg,  empresarios como Ross Perot  y la heredera Alice Walton.

El último cuadro de Rockwell vendido por Sothesby, (Homecoming marina) se adquirió en el año 2006 por 15 millones de dólares.  En aquel entonces todo un record.

homecoming-marine

Rockwell recibió  3.500 dólares por “Saving Grace”. La pintura ilustró la portada de la edición de Acción de Gracias de la revista en 1951 y fue elegido como portada favorita entre todos los  correos de los lectores en una encuesta de 1955.

La idea de la ilustración la dio un lector que había visto  una familia menonita rezando en un restaurante.  El propio hijo de Rockwell, Jarvis, fue uno de los modelos que el artista utiliza para el dibujo.

En “Saying Grace”  los colores  marrones silenciados a través de negro, se mezclan con tonos rojos. Los paraguas indican  que está lloviendo fuera, lo que se confirma  con  el gris de la calle visto a través de la ventana del restaurante

En primer plano, una mujer mayor se sienta frente a dos jóvenes, con la cabeza inclinada en oración. Su nieto (podemos suponer) reza con ella.

El joven que fuma mira con curiosidad, y nos damos cuenta de la generación joven ya no reza antes de comer.  Los otros espectadores parecen sorprendidos de manera similar por este acto público piadoso.  El realismo de “Saying Grace” es totalmente fotográfico en su representación de los equipajes, los condimentos de mesa y los restos de comida.  La naturalidad y la expresión facial de los sujetos está muy conseguida.

autorretrato

El ilustrador, quien creó su primera portada para el Post en 1916, es famoso por las reflexiones que realiza sobre los pequeños pueblos de Estados Unidos así como por  retratos de personajes famosos.

El   pintor disfrutó de una enorme popularidad a mediados del siglo XX , murió en 1978.  Ilustró la revista Saturday Evening Post durante 47 años,  produciendo 321 portadas.  Su vasta producción comprende casi  4.000 obras.

Rockwell Desarrollaba una impresionante técnica,  casi fotográfica, capaz de abordar cualquier tema, aunque su especialidad era la figura humana en su entorno natural en las pequeñas ciudades y pueblos de Norteamérica.

Rockwell, conscientemente o no, fue un propagandista de la cultura rural y aunque  se vio limitado en su elección del tema por los editores de la revistas, realizó su trabajo utilizando una técnica altamente desarrollada.  Era  un maestro de la composición, un colorista sutil y un excelente dibujante de la figura humana. Un agudo  observador social cuyo ojo para el detalle era obsesivo y casi patológico.

home for crithsmasedward hopper

Norman Rockwell representa el polo opuesto de algunos de sus contemporáneos,  como Hopper que se  distanciaban de la sociedad para representar la vida americana de una forma realista, manifestando  la soledad, la alineación  y la incertidumbre.   Rockwell, sin embargo se situó  en el mismo centro de la sociedad americana  para presentarla con alegría, permitiéndose incluso dosis de buen humor al mostrar escenas de ingenuidad infantil o el conservadurismo de los ancianos.

Para los norteamericanos es todo un lujo que  en plena vanguardia  surgiera un artista que haya plasmado de esta manera una información tan pormenorizada  sobre la sociedad de la época.

Accion de gracias

Rockwell ha sido comparado con Charles Dickens por la forma de narrar  la condición humana.

A pesar de que  fue el más grande ilustrador americano de su tiempo, también fue un artista que sacrificó sus talentos por las limitaciones de la edición comercial.  El hecho de que uno de sus cuadros sea el más caro de la pintura norteamericana supone un reconocimiento a un artista que hasta ahora no  ha sido considerado a la altura que merece.

El video representa el norman Rockwell de George Lucas y Steven Spielber.


href=”http://bitacoras.com/canales/arte&#8221; rel=”tag”>arte, <a

Anuncios

5 pensamientos en “Saying Grace. El reconocimiento a Norman Rockwell

  1. Pingback: Bitacoras.com

    • Muchas gracias por comentar en el blog y por tus palabras. Me alegro que te hayan gustado los artículos. Escribo un poco de todo, cosas que me parecen interesante. Es una buena recompensa encontrar a gente que comparta afinidades.

  2. Rockwell es un genio, lisa y llanamente. Tengo dos libros de él y es un placer inmenso el pasar sus páginas y perderse en cada historia –porque eso son, en definitiva, sus obras– narrada dentro de un marco. No tuvo, en vida, y como bien aclaras, el reconocimiento que se merecía como artista. El hecho de que trabajara para las portadas de The Saturday Evening Post hizo que la “intelectualidad” no lo considerara a la altura de sus pares, lo cual se lo merecía. También es cierto que el arte es más que la mera figuración, en ese sentido creo que Hopper es superior, pero de todos modos, Rockwell merecía más reconocimiento de sus pares.
    Toda su obra es excelente, pero particularmente siempre me han impresionado los rostros. Creo que nadie como Rockwell pintó gestos tan humanos, tan certeros en su expresión.
    Gran post para un gran maestro.
    Saludos.

    • Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que a Rockwell yo también lo descubrí hace años. Lo he seguido y para mi ha sido una alegría que se le valore, aunque sea de esta forma. Me gusta mucho la forma de expresar a través de sus dibujos las costumbres, las emociones. Lo considero entrañable. Siempre me pregunté que hubiera pintado si no se hubiera dedicado a ilustrar, sin cadenas. Lo cierto es que lo comparé con Hopper por la época y un poco planteándome esa pregunta. Reconozco que igual hubiera sido más adecuado nombrar a Grant Wood.(mas cercano en la temática)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s