El cartel de cine. Cien años de historia.

metropolis

Un cartel raro de  la película “Metrópolis”,  vendido en subasta por casi un millón de dólares, es el que ostenta el record de poster de cine más caro de la historia.  El cartel, según los rumores adquirido por Leonardo Di Caprio, fue realizado para la versión internacional de la película.

No estamos ante un caso aislado, el cartel de cine Vintage  se ha convertido en un objeto de lujo en la actualidad.  Muchas subastas de arte incluyen entre sus lotes carteles de cine, publicitándolos como autenticas obras de arte. Lo cierto es que el  precio al que se cotizan no tiene nada que envidiar a un óleo o acuarela de un pintor reconocido.

Un cartel de cine auténtico (antiguo ), puede costar de 1 500 a 3.000€  aunque en ocasiones  aparecen poster  más baratos o carteles que se llegan a vender por precios por encima del medio millón de dólares.

Frankenstein

El cartel de Frankenstein de la Universal fue vendido en 1993 por 180.000€

la movia

La momia fue adquirida en subasta por 435.000$

El coleccionismo de objetos de cine comenzó con libros de recuerdos, autógrafos, fotografías y revistas de cine.  Después de la II guerra mundial los coleccionistas comenzaron a buscar todo tipo de material publicitario original. Fue en ese momento cuando el cartel de la película se convirtió en uno de los objetos más buscados.

Hoy en día, los compradores  de   recuerdos de películas se han convertido en una comunidad reconocida a nivel internacional de acaudalados coleccionistas cada vez más poderosos. Lo que ha convertido todos los objetos relacionados con el cine antiguo en un elemento muy apropiado para  la inversión.

La primera subasta de una casa importante  que presentó un lote de carteles de cine tuvo lugar el 11 de diciembre de 1990. La prestigiosa casa de subastas Christie  subastó  271 carteles de películas de época.

christies

El éxito de los poster de época ha  promovido una nueva industria; la venta de carteles reimpresos  ya sea con licencia o ilegalmente.  Las imágenes son las mismas que las originales, lo que las distingue de las genuinas es el  tamaño, calidad de impresión, y el tipo de papel.  La mayoría de las casa de subastas, entregan  “pruebas de autenticación” para distinguir los originales de las reproducciones.

El cartel de película  nace al mismo tiempo que la industria del cine.  Se considera el primer cartel de cine el del cortometraje “El Jardinero” de los hermanos Lumiere.

primer cartel de cine del mundo

, Primer cartel de cine de la historia. El jardinero de los hermanos Lumiere

Cuando aparece el cine, la publicidad en papel ya estaba inventada. Los recintos feriales y teatros ya se anunciaban con imágenes  publicitarias.

El espectáculo cinematográfico enseguida crea un género autónomo en la cartelería. 

Fue Thomas Edison el que ajusta el tamaño estándar de poster, que sería conocido como “el general” que sería utilizado en las vitrinas de vidrio del interior y exterior de las salas de cine.

cartel edison_0

Cartel cinematográfico de Edison

Empresas francesas como Gaumont Pathé editaban sus propios carteles que  realizaban ellos mismos o encargaban a artistas  o talleres especializados. Ellos fueron los que  instauraron la firma del artista, artesano que intervenía en ese nuevo género independiente.

En ocasiones, el estudio presentaba una fotografía para ser utilizada en el cartel. Había reglas estrictas de censura que obligaban a que los dibujos fueran inocentes y no mostraran escenas que resultaran atrevidas. No era habitual que hubiera estrellas de cine en las primeras películas. Los actores eran anónimos.

En la década de 1910, los nickelodeons se empezaron a reemplazar por  las salas de cine.  En el interior de las salas, los poster de los vestíbulos se cambiaron por  grupos de 8 fotogramas que mostraban escenas de la película. Al principio eran en blanco y negro, después se sustituirían por fotogramas en color. A este tipo de imágenes se les llama Lobby cards.

768px-MaryPickford4

Uno de los primeros Lobby Cards que se conservan.

lobby card 3

Los Lobby cards siguieron conservándose durante muchas décadas.

lobby card 2

En esa década también aparecieron los grandes anuncios en los cines. Eran poster  24 veces más grandes que los tradicionales que se veían desde los coches. Surgieron también las “tarjetas de ventana”, que servía para anunciar  próximos estrenos. . Como parte de la campaña de publicidad de películas, en 1917 los estudios creados “libros de prensa”, que podría ser parte de un “kit de prensa”, que anuncian la película de una manera eficaz.

A finales de la década, el público quiere  conocer los nombres de los actores y actrices.  Se internacionaliza el cine y la nueva industria norteamericana comienza a convertir en estrellas a los actores. Esta nueva dimensión del cine coincide con la evolución de la tecnología de impresión. Es el fin de la imaginería fin de siglo. Aparece “El cartel de cine” con las características que conocemos en la actualidad.

años20

Cartlel de los años 20 en el que aparece retratada la estrella Mary Miles

En la década de 1920, las salas de cine se transforman en hermosos edificios. Las ilustraciones de antaño se transforman en carteles artísticos. Conocidos artistas se encargan de diseñar retratos de las estrellas famosas. Los carteles empiezan a contar la historia de la película.

el niño

Cartel años 20

clara bow it girl

La famosa It girl Clara bow

Avanzada la´década  surge el cine sonoro. Se dispara la asistencia de público, lo que conlleva que el negocio cinematográfico alcance su plenitud.

En los años 30  se asiste a la  “Edad de Oro del Cine”. Nacen los grandes musicales de Hollywood, las películas de gángsters legendarios y las películas de terror. Esta etapa culmina con una de las películas más legendarias de la historia del cine. “Lo que el viento se llevó.

lo que el viento se llevo

art deco lubitsch

Ejemplo de cartel Art Decó de final de los años 30

Los carteles de los años 30 estaban influenciados por el Art Decó, popular en ese momento. Este arte se caracteriza por los diseños geométricos y colores muy llamativos.  Había variaciones de tamaños y formas de letras. Cada productora fabricaba sus propios carteles con características particulares.

la Gran Depresión lleno las salas de cine de público. Las películas eran una buena forma de evadirse de la realidad. Personajes vacios, historias maravillosas que hacían  soñar.  No solo los dueños de salas de cine se lucraron del florecimiento del cine, las empresas de carteles de cine se multiplicaron. Eran una buena alternativa para pintores y artistas.

Los años 40 trajeron la a Segunda Guerra Mundial. Muchas de las estrellas como James Stewart y Clark Gable lucharon en el frente, Los actores que no estaban luchando en la guerra, hacían  películas de guerra que servían de propaganda  patriótica. Cuando la  guerra había terminado, había que reflexionar y analizar cómo los acontecimientos habían influido en las vidas de la gente.  películas como “La señora Miniver” y” Los mejores años de nuestras vidas.” Son dos ejemplos.

casablanca

En los años 50 se asiste a la llegada de la televisión. Las grandes estrellas firman contratos millonarios para salir en antena. El cine tiene que buscar una nueva alternativa para luchar con este nuevo competidor.

El  cine, se refugia en  nuevos temas de fantasía, ciencia ficción y comedia. Se añaden nuevas formas de distribución; autocines al aire libre y sesiones de cine “serie B” Aparecen también nuevas  tecnologías que se integran en el cine, como el cinemascope o las películas e inventos 3D de los que William Castle era un maestro. Surgen las grandes superproducciones históricas que vendrían acompañadas de carteles espectaculares.

ben hur a hollywood story

En los primeros años surgen los  enfoques conceptuales,  se hace  hincapié en la tipografía y se dan  pistas sutiles en cuanto al contenido de la película que forma el fondo del tipo.

A mitad de la década, surgen las revistas de cine que tenían grandes fotografías en color de las grandes estrellas de cine.  Estas revistas pioneras fueron las que originaron que las compañías cinematográficas adoptaran carteles más parecidos a fotografías. Fue el comienzo de los carteles fotográficos.

En los años 60, la televisión estaba en el punto de mira de la censura. Las películas tenían más libertad de movimientos y esto atrajo de nuevo al público. La posibilidad de proyectar historias más subidas de tono, mostrar desnudos y blasfemias dio cierto respiro al cine durante las siguientes décadas.  En cuanto al diseño de carteles, la tipología adquiere un papel más protagonista  Las ilustraciones se sitúan en segunda línea, jugando un papel más periférico que adorna las letras. .

dolce vita desayuno con diamantes

Los años70 para el cine son años en los que conviven cineastas clásicos con nuevos directores. Los carteles de este tiempo continúan utilizando la  fotografía pero se mezclan con  estilos de dibujo y pintura. En ocasiones se utilizaban artistas famosos como Ansel Adams, Frank Frazetta y Bob Peak  que crearon algunos grandes carteles.

padrinola naranja mecanica

Con la llegada de los Blockbuster y películas de efectos especiales se inaugura la década de los años 80. A finales de la década y durante los 90 surgirían el video y aparecen  nuevos carteles que deben  ser aplicados a las cintas de video.

Los carteles empiezan a ser como los conocemos actualmente, fotografías superpuestas sobre fondos fotográficos sobre las que destacan los grandes actores con sus nombres o símbolos que determinan lo fundamental de la pelçicula.

tiburon scarface

En la década de 2000 nacen las tendencias que se mantienen hasta la actualidad. El diseño sigue siendo el mismo, publicitario y conceptual. Los carteles varían según las modas tipográficas y fotográficas.

Los carteles tienen que transmitir la característica fundamental de la película. En algunos casos se destacan los actores, la estética de la película o el ambiente que predomina.

elcaballerooscuro titanic

 El cartel forma una unidad con la película. Es la ventana por la que el público debe asomarse a la representación. Realizar un cartel no es una labor sencilla.

Nos quedamos con una recomendación. El  documental “ Drew: The Man Behind the Poster” dedicado Drew Struzan, el artista que ha creado varios de los carteles más emblemáticos de los últimos 30 años entre los que se incluyen, “Indiana Jones”, “Regreso  a futuro “y” Star Wars “,entre muchos otros.

Anuncios

15 pensamientos en “El cartel de cine. Cien años de historia.

  1. Hola, Mónica. Estoy paseando por tu blog y disfrutándolo. Me encantan los carteles de cine, de hecho yo sigo entrando a veces a ver una película porque me fascina su cartel… (igual que también… me atrae un libro por su portada). Y es un riesgo pero a veces no puedo aguantar ese tipo de tentación y me suelo pegar buenas sorpresas (o buenos disgustos). Uno de los carteles más bonitos últimamente para mí fue el de una película francesa que se llamaba Tourneé de Mathieu Amalric y la peli me gustó mucho. Y también me gusta mucho como diseñador de carteles (y hace poco pude disfrutar de casi todos en una exposición) Saul Bass. De hecho, me los imaginaba en las paredes de mi casa. Algún cartel adorna mis paredes (no auténticos claro sino bonitos facsimiles que son a precios más acordes a mi bolsillo, jejeje…, uno de ellos es el de Desayuno con diamantes). Otro fenómeno bastante interesante del cartelismo cinematográfico es ver cómo varía según los países. Hay a veces carteles de películas clásicas de otros países… fascinantes.
    Me ha encantado disfrutar de este artículo.

    Beso
    Hildy

    • Me alegro que te haya gustado el articulo. La verdad es que cartel cinematográfico es todo un mundo y merece más atención de la que se le dedica. A través de los carteles se puede ir descubriendo la historia del cine y la del arte y se puede de alguna manera acercarte al mundo de la época a la que corresponde. A mi me pasa como a ti, me asomo muchísimas veces a las subastas de carteles para verlos. Hay cientos de películas que no me suenan de nada que tienen unos carteles increibles. No conozco la película francesa, buscare el cartel, pero no me extraña, los carteles franceses son de los mejores. Hay un artista frances, Boris Grinsson que me gusta mucho Y otros carteles que me encantan son los rusos. Sobre todo los representantes del constructivismo, como Rodchenko. Muchas gracias por pasarte y comentar. Bienvenida

  2. Grandísimo artículo y, como siempre, totalmente impresionante. A veces siento que con tanta avalancha de información en Internet, trailers y demás, se ha perdido esa magia de entrar a una sala de cine y soñar minutos antes de ver la peli con lo que tan solo habías contemplado en el cartel.

    Una cosa que me encantaba era el contraste al ver el cartel de una peli al entrar al cine y el verlo de nuevo al salir. Tras ver la película, todos los elementos del cartel cobraban sentido y uno lo ve con ojos mágicos, reconociendo cada elemento que has vivido segundos antes.

    Los pósters de Struzan son siempre oro puro. De hecho, los carteles de los 80 suelen ser mis favoritos. Un saludo.

    • Muchas gracias y bienvenido de nuevo, me alegro que hayas abandonado tu desenganche, que se te echaba de menos.
      Este artículo va en la línea de algunos otros que he publicado como el del vestido verde, el proceso creativo de Tintín o incluso el del Planeta de los Simios. Es un homenaje a toda esa gente que también forma parte del cine y que apenas valoramos.
      Tienes toda la razón cuando dices que siempre que una película nos ha gustado volvemos a ver el cartel y es entonces cuando nos damos cuenta de la esencia y lo que representa.
      Sobre Struzan una sola frase que dice Frank Darabont, director de La milla verde, “Sólo porque Drew Struzan te haga un cartel, vale la pena rodar una película”.

  3. Aunque aún sigo de “vacaciones” con algunas partes de Internet (pues estoy en una época donde estoy un poco desencantado con la red), intentaré seguir, en la medida de lo que pueda, al menos por sitios como este que tanto merecen la pena ;-).

    Totalmente de acuerdo en que a ciertas personas (como los dibujantes de carteles) no se les tiene suficientemente en cuenta y son también parte de la magia de la creación del cine. El hacer carteles es todo un arte y muchos están y son muy originales. Uno moderno que me llamó la atención hace unos años fue el de Terminator Salvation, más que nada por una pequeña idea que hicieron. Se veía, en perspectiva aérea, una ciudad con edificios destrozados y en llamas, en plan postapocalíptico. Y todo el conjunto de lo que se veía formaba, difusamente, la cara de un T-800. A veces usan pequeñas ideitas y detalles que me molan mucho.

    Jajaja, tremendo lo de Darabont. Y es que los pósters de Struzan lo valen, seguramente estén entre los más conocidos por la gente. Y me encanta como dibuja, siempre les han quedado genial. Un saludo y gracias por este recorrido que nos has dado por todos esos carteles y épocas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s